Dos barcos que transportaban a 70 inmigrantes ilegales fueron interceptados en la madrugada de hoy en el mar Jónico, informó la guardia costera de Grecia.

Un yate, con 53 personas a bordo, fue parado por una lancha de los guardacostas, mientras que una segunda embarcación, con 17 personas, fue interceptado por un avión de FRONTEX, la agencia de la Unión Europea para el control de las fronteras.

Junto a los inmigrantes, cuya nacionalidad no se conoce por ahora, ha sido detenido el traficante, un griego de 64 años de edad.

Los refugiados fueron conducidos por una patrullera de la guardia costera griega a la isla de Corfú, situada al noroeste del país.