La Corte Suprema rechazó escuchar la impugnación constitucional de un estudiante de la Universidad de Boston a una multa de 675.000 dólares por descargar ilegalmente y compartir 30 canciones en internet, aunque su abogado dice que todavía hay posibilidades de que la pena se reduzca.

En 2009 un jurado ordenó que Joel Tenenbaum, de Providence, Rhode Island, pagara esa suma. Un juez federal dijo que la sentencia era excesiva de acuerdo con la Constitución, pero el Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito la reinstauró por solicitud de la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos.

El abogado de Tenenbaum, el profesor de derecho de Harvard Charles Nesson, dijo que está decepcionado porque el máximo tribunal no escuche el caso, pero añadió que el Primer Circuito instruyó a un juez que considerara reducir la multa sin decidir ninguna impugnación constitucional.

Nesson dijo que Tenenbaum acaba de conseguir un empleo y no puede pagar la suma.