El Gobierno canadiense condenó hoy "el cobarde" ataque terrorista ocurrido hoy en Saná, la capital de Yemen, durante un desfile militar y en el que han muerto más de 70 personas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, a través de un comunicado, calificó el atentado terrorista como "cobarde" y recalcó que se produce en un momento en el que Yemen está embarcado en un programa de reformas políticas.

"Canadá condena rotundamente el ataque terrorista de hoy que mató a decenas de personas y provocó centenares de heridos durante los ensayos de un desfile militar en Saná", dijo Baird.

"Este ataque cobarde se produce en un momento en el que Yemen está buscando implementar importantes reformas. Estamos junto al pueblo yemení en nuestra oposición al terrorismo en todas sus formas", añadió el ministro de Asuntos Exteriores canadiense.

"En nombre de todos los canadienses, me gustaría extender mis más profundas simpatías a las familias y amigos de aquellos muertos en estos ataques y deseo una rápida recuperación a los heridos", señaló Baird.

El atentado se produjo cuando un suicida disfrazado de policía hizo estallar un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo.