El primer ministro británico, David Cameron, volvió a asegurar hoy que Europa no ha hecho lo suficiente para resolver definitivamente la crisis de la zona euro, pero aseguró que sus críticas quieren ser "constructivas".

Aunque consideró "loable" lo decidido hasta ahora en la Eurozona en términos de devolver la competitividad a las economías afectadas por la crisis, erigir cortafuegos para proteger a los países endeudados y recapitalizar los bancos, "lo cierto -dijo- es que todavía no hemos hecho lo suficiente para resolver con decisión la crisis".

"La contribución británica a este debate ha sido constructiva", aseguró en una rueda de prensa durante la cumbre de la OTAN que se celebra en Chicago (EE.UU).

Cameron recordó que lo que sucede en la zona euro afecta al Reino Unido, ya que el 40 por ciento de sus exportaciones se realiza con los países que tienen el euro como moneda, por lo que "necesitamos que este asunto se resuelva".

Preguntado por las críticas que ha hecho sobre la gestión de la crisis, Cameron insistió en su intención "constructiva", y afirmó que "permanecer en silencio habría sido más peligroso que hablar".

La semana pasada en un discurso ante empresarios, un día después de que ya avisara en la Cámara de los Comunes de la posibilidad de una ruptura de la zona euro, Cameron advirtió del riesgo de fracaso de la unión monetaria europea, si no resuelve pronto la crisis de la deuda.

El primer ministro subrayó, por otro lado, que los bancos británicos "están bien regulados y bien capitalizados".