Garantías de que las potencias mundiales quieren que la endeudada Grecia permanezca en la zona euro ayudaron a los mercados bursátiles en el mundo a soportar el lunes posterior a las fuertes pérdidas de la semana pasada.

Una cumbre de líderes de las economías más desarrolladas del mundo el fin de semana en Washington ofreció pocos resultados tangibles para los inversionistas ya de por sí nerviosos debido a la desaceleración del crecimiento en China y Estados Unidos.

Sin embargo, los líderes de los países que conforman el G8 emitieron un comunicado en el que afirman su deseo de que Grecia permanezca siendo parte de la unión del euro y pidieron medidas que promovieran el crecimiento al tiempo de acciones de austeridad.

El índice alemán DAX subía 0,7% a 6.311,68 y el CAC-40 francés ganaba 0,9% para colocarse en 3.033,95. El británico FTSE 100 caía 0,8% a 5.296,58.

Los contratos a término estadounidenses auguraban una apertura al alza en Wall Street. El contrato a término del Dow Jones se incrementaba en 0,7% a 12.417, mientras que el S&P 500 de futuros ganaba 0,7% a 1.300,30.

Andrew Sullivan, principal corredor de ventas en la firma Piper Jaffray en Hong Kong, dijo que "el pánico visto a finales de la semana pasada había disminuido".

El S&P/ASX australiano subió 0,7% a 4.073,60 mientras que el incremento de los precios de las materias primas ayudaba a su sector de recursos.

El índice de Shanghai, en China continental, cerró 0,2% arriba a 2.348,30. Las referencias en Taiwán, Singapur e India también ganaron.

Sin embargo, el Hang Seng de Hong Kong perdió 0,2% a 18.922,32. En Indonesia, Tailandia y Nueva Zelanda las referencias también cayeron.

El petróleo de referencia para entregaen junio iba 51 centavos arriba a 91,99 dólares por barril en transacción electrónica en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato cayó 1,08 dólares para quedar en 91,48 en Nueva York el viernes.

En el mercado cambiario, el euro subió de 1,2764 a 1,2737 dólares el viernes por la tarde en Nueva York. El dólar subió a 79,40 yenes de 79,08 yenes.