El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, destacó hoy el potencial de la Unión Europea para cooperar con la OTAN en favor de la seguridad internacional.

Van Rompuy, que participa como invitado a la cumbre de la Alianza Atlántica que comienza esta tarde en la ciudad estadounidense de Chicago, señaló en un comunicado previo a la reunión que enviará tres mensajes claves en nombre de la UE, el primero de ellos que los europeos quieren "demostrar que puede contribuir a la seguridad mundial en cooperación con la OTAN".

El secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen; la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, y la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, mantienen hoy una reunión aparte, antes del inicio de la cumbre, para discutir precisamente cómo incrementar la cooperación entre la OTAN y la Unión Europea.

Van Rompuy recordó en su comunicado que la UE ha iniciado en los últimos ocho años un total de 24 operaciones civiles o militares dentro de la Política Común de Seguridad y Defensa, en varias de las cuales trabaja conjuntamente con la OTAN, como la misión contra la piratería en aguas en torno a Somalia, en Afganistán y en los Balcanes.

También señaló que la UE está "comprometida" con asumir un mayor papel en la seguridad de su vecindario inmediato y sus alrededores.

Van Rompuy recalcó que los países de la Unión Europea (de los que 21 forman parte de la OTAN frente a seis que no son miembros) han lanzado -igual que hará hoy esta cumbre- un proceso para desarrollar proyectos de forma conjunta entre varios países a fin de aprovechar mejor los recursos cada vez más reducidos.

La cooperación europea en el desarrollo de capacidades militares "se ha hecho urgente ante la actual situación financiera y un escenario geoestratégico que evoluciona rápidamente", afirmó el presidente del Consejo Europeo.

Uno de los proyectos que van a lanzar los países europeos, bajo la coordinación de la Agencia Europea de Defensa, es el desarrollo de capacidades conjuntas para el reabastecimiento en vuelo de aeronaves, un punto de importancia crítica y cuya carencia se mostró de forma aguda durante la campaña de bombardeos sobre Libia del año pasado.

La OTAN se encuentra también en un proceso similar, que se lanzará en la reunión de hoy, para el desarrollo conjunto de capacidades militares entre grupos de países interesados a fin de lograr economías de escala y poder mantener sus medios en medio de los recortes de presupuestos de defensa que está generando la crisis económica.