Una réplica de 5,1 grados de magnitud en la escala de Richter sacudió hoy la región de Emilia Romagna (norte de Italia) a las 15.18 hora local (13.18 GMT), produjo nuevos derrumbamientos de edificios e hirió al menos a una persona, dijeron fuentes de Protección Civil.

El herido es un bombero que se precipitó desde la cuarta planta de un edificio de la localidad de Finale Emilia, en la provincia de Módena, donde se derrumbó parte de la Torre del Reloj, una construcción del siglo XIV, según la cadena de televisión italiana SkyTG24.

La réplica -registrada tras el seísmo de 5,9 grados de esta madrugada en Emilia Romagna, que causó al menos 6 muertos- también se sintió en la localidad de San Agostino, en la provincia de Ferrara, donde ha cedido parte de la Casa Consistorial.

El nuevo movimiento sísmico se notó en algunas ciudades y en regiones del país, como Rávena, Milán y Bolonia.

Sin haberse repuesto del atentado perpetrado ayer en Brindisi en el que murió una adolescente, Italia amaneció hoy con la noticia de un seísmo registrado de madrugada en Emilia-Romagna, que provocó la muerte de al menos 6 personas y heridas a otras 50.

El seísmo de 5,9 grados de magnitud en la escala de Richter se sintió también en otras regiones como Toscana, Véneto, Lombardía, Trentino Alto Adigio y Friuli Venezia Giulia.

Cuatro personas murieron al caerles encima las techumbres de las fábricas en las que trabajaban y una mujer alemana y una centenaria fallecieron, al parecer, por sendas crisis provocadas por el susto del terremoto.