La tormenta tropical Alberto se mantenía el domingo por la noche frente a las costas de Carolina del Sur y Georgia, pero causó lluvias y obligó a la cancelación de cruceros, cuando faltan unos días para el inicio de la temporada de huracanes 2012 en el Atlántico.

El primer meteoro de la temporada, que comienza oficialmente el 1 de junio, no tocará tierra en las costas de las Carolinas, de acuerdo con los pronósticos, pero suscitó una alerta breve de tormenta tropical.

Los meteorólogos advirtieron que debido a los efectos de Alberto podría haber ventarrones, oleaje, resaca y lluvias diseminadas en la región.

"La tormenta efectúa ahora su mayor acercamiento al litoral, así que sus efectos no serán mayores a los ya vistos", dijo el domingo Jonathan Lamb, experto del Servicio Meteorológico Nacional en Charleston, Carolina del Sur.

A las 1300 GMT del lunes, Alberto se ubicaba a 257 kilómetros (160 millas) al sur de Charleston, dijo el Centro Nacional de los Huracanes. Los vientos máximos sostenidos del meteoro disminuyeron a 64 kph (40 mph).

El fenómeno se desplazaba hacia el sur a ocho kilómetros por hora (cinco mph), pero los meteorólogos prevén que virará hacia el este y se alejará el lunes hacia el mar.

Fue cancelada la tarde del domingo la alerta de tormenta tropical declarada para la costa de Carolina del Sur, desde el río Savannah al río South Santee, sin que las condiciones de temporal afectaran la costa. Los meteorólogos dijeron la noche del domingo que la tormenta se mantendrá distante de la costa.

El fenómeno fue designado tormenta tropical el sábado tras su formación en el Atántico. Las tormentas tropicales ocasionalmente ocurren antes del primero de junio, el comienzo oficial de la temporada de huracanes.

___

En internet:

Centro Nacional de Huracanes: http://www.nhc.noaa.gov/