Timor Oriental celebra hoy el décimo aniversario de su independencia tras el juramento oficial del nuevo presidente, José María Vasconcelos, que afrontará la salida del contingente internacional de las tropas de Naciones Unidas programada para finales de este año.

"Hace diez años tomamos el destino de nuestro país de manos de la ONU", afirmó Vasconcelos, en su primer discurso como mandatario, en alusión al traspaso de poder de los administradores de Naciones Unidas, que gobernaron el país hasta 2002, al primer presidente electo, Xanana Gusmao, tras más de 24 años de ocupación indonesia.

La toma de posesión del cargo se realizó la noche de ayer, a las 23.30 hora local (14.30 GMT), de manos del presidente saliente, José Ramos-Horta.

Vasconcelos, más conocido como "Taur Matan Ruak" ("Dos ojos afilados"), fue guerrillero de la resistencia contra la ocupación Indonesia y tras la independencia ocupó el cargo de jefe de las Fuerzas Armadas.

La ONU mantiene en Timor Oriental una misión que incluye 1.397 policías y militares que abandonarán de manera progresiva el país antes del 31 de diciembre de 2012.

Otro de los retos del nuevo mandatario será afrontar el problema del desempleo en una nación cuya economía es la "más dependiente del petróleo del mundo", según el Fondo Monetario Internacional, ya que el 90 % de sus ingresos proviene de derivados de este recurso natural.

El presidente cuenta con el apoyo del primer ministro, Xanana Gusmao, y ha prometido establecer el servicio militar obligatorio para hombres y mujeres con el objetivo de reducir el desempleo en la empobrecida nación.

Portugal se retiró de Timor Oriental en 1974 y al año siguiente fue invadida militarmente por Indonesia, que la mantuvo sometida durante 24 años.

El 30 de agosto de 1999, los timorenses votaron por su independencia en un referéndum plagado de violencia y organizado por la ONU, bajo un acuerdo de Indonesia y Portugal para tratar de cerrar un conflictivo capítulo de su historia.

Timor Oriental obtuvo la independencia total el 20 de mayo de 2002, un mes después de elegir a su primer presidente, Xanana Gusmao, el popular jefe de la resistencia contra la ocupación indonesia y actual primer ministro.