El presidente estadounidense, Barack Obama, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmsussen, han saludado hoy al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, a su llegada a la cumbre de la OTAN, que se celebra en Chicago.

Se trata de la primera reunión de la Alianza Atlántica para Rajoy, que ya coincidió con Obama en Seúl (Corea del Sur) a finales de marzo, en la Cumbre de Seguridad nuclear.

Entonces tuvieron ocasión de charlar brevemente y Obama le invitó a visitarle en la Casa Blanca, una cita que todavía no tiene fecha cerrada.

Antes de llegar al McCormick Place, donde se celebrará la cumbre de la OTAN, el jefe del Ejecutivo español se ha reunido en un barco sobre el río Chicago con la canciller Angela Merkel, quien ha avalado las reformas aprobadas en España y el ejercicio de transparencia al que se someterán sus bancos.

La cumbre de la Alianza Atlántica estará centrada en Afganistán y Rajoy ratificará el compromiso de España con el calendario de retirada fijado por los aliados, que concluirá a finales de 2014.

España está también dispuesta a participar en la nueva misión que la OTAN establecerá en Afganistán a partir de 2015 para respaldar a las fuerzas de seguridad afganas una vez que éstas hayan asumido completamente el control del país.

La delegación española, formada también por los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Exteriores, José Manuel García-Margallo, tendrá ocasión hoy y mañana de avanzar en la negociación del acuerdo que integrará la base de Rota (Cádiz) en el escudo antimisiles de la Alianza, dijeron fuentes diplomáticas.

La XXV cumbre de la OTAN coincide con el treinta aniversario del ingreso de España en la Alianza.