Dos estadounidenses encarcelados en Haití fueron acusados de asociación ilícita por participar en una marcha callejera que exigía la restitución del ejército haitiano, informó el domingo un funcionario.

Reginald Delva, secretario de Seguridad Pública, dijo que Jason William Petrie y Steven Parker Shaw fueron acusados el sábado por su participación en la marcha de la semana pasada.

Las autoridades dijeron que Petrie y Shaw condujeron para un grupo de ex soldados y sus jóvenes partidarios que marcharon el viernes en la capital haitiana para demandar la restauración del ejército. La manifestación atrajo a decenas de seguidores que vistieron uniformes militares disparejos, incluyendo a Petrie, quien vistió una playera del ejército y Shaw, quien portaba pantalones camuflados.

La marcha que comenzó pacíficamente se volvió violenta cuando las personas comenzaron a lanzar rocas a las fuerzas de paz de Naciones Unidas y se escucharon disparos afuera de una vieja base militar.

La policía encerró a 48 personas bajo cargos que incluían posesión ilegal de armas y ataques a policías.

Otros dos estadounidenses y un canadiense fueron retenidos 24 horas para ser interrogados en la entrada de una estación de policía porque trataron de llevarle medicamentos a Petrie. Fueron liberados el sábado más tarde.

Mientras, la policía haitiana cerró tres de las viejas bases militares que los líderes del grupo habían tomado como campamentos de entrenamiento, dijo Delva.