Unos 40 perros vestidos con las camisetas del Athletic de Bilbao y del Barcelona se han concentrado hoy en Castro Urdiales (Cantabria), unos días antes de la final de la Copa del Rey de fútbol que ambos equipos disputaran el viernes, 25 de mayo, en Madrid.

Tal vez si se hubiese jugado hoy el partido de la final el triunfo habría recaído del lado vizcaíno por victoria aplastante, puesto que la mayoría de los canes que han asistido portaban la camiseta rojiblanca.

Una lluvia incesante ha deslucido en parte el encuentro, para el que se espera la llegada de perros procedentes de otras regiones limítrofes, aunque el mal tiempo no ha logrado desalentar a curiosos, amantes de los animales y del deporte rey.

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha querido que este primera concentración de perros que organiza sea "a la vez" un encuentro "festivo" y "reivindicativo", ha explicado el concejal de Turismo, José Ucelay.

"Festivo porque es un día para los animales", ha indicado Ucelay, quien ha señalado que el Ayuntamiento quería la "mayor repercusión para el evento" y la "mejor temática" era que los perros acudiesen vestidos con las camisetas de gran final de la Copa.

Y reivindicativo porque Castro Urdiales "quiere presumir de ser, aparte de bonita, una ciudad turística y las deposiciones de los perros parece que, con los años, es un problema que no termina de solucionarse", ha lamentado .

El Ayuntamiento ha repartido bolsitas para que los dueños de los canes puedan recoger los excrementos de sus animales y depositarlos en las papeleras.

"Concienciar nunca está de más porque la gente a veces ya sea por olvido o por descuido no actúa de manera correcta", ha recalcado el concejal de Turismo.

Ucelay ha avanzado que el Ayuntamiento pretende hacer de Castro "un punto de referencia" en el que los perros y sus dueños caminen juntos en el "respeto" de los animales y en el "cuidado" de la ciudad.

Y ha apuntado que ya se está pensando en otras concentraciones cuya temática transcienda el ámbito local y abarque, por ejemplo, toda la zona costera y "así los perros vengan vestidos de marineros", ha añadido Ucelay.