Los dominicanos que viven en Nueva York participaron en la jornada electoral de su país el domingo y acudieron a las urnas en un ambiente de calma, pero claro entusiasmo.

"Estoy muy emocionado", dijo Porfirio Mena, de 59 años y quien lleva los últimos 24 en Estados Unidos. "Muchos votarán por el cambio, que ya es inminente".

Mena dijo que llegó a la escuela Gregorio Luperón, del barrio quisqueyano de Washington Heights, a las 7:30 de la mañana para depositar su voto por el candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hipólito Mejía.

El dominicano, un vendedor ambulante nacido en Mao Valverde, destacó que este es un momento crucial para el futuro de su país y que el voto de cada inmigrante tiene un gran significado.

"Este es un derecho que asiste a cada ciudadano. Es super importante votar hoy", destacó el dominicano, padre de seis hijas.

Miembros de la Junta Central Electoral dominicana en Nueva York dijeron que esperaban que un 90% de los 103.337 dominicanos empadronados en la metrópoli acudieran a las urnas. Esta es la primera vez que los inmigrantes neoyorquinos votan por tres diputados de ultramar, además de presidente y vicepresidente.

Los comedores y salas de 14 escuelas de Washington Heights se dividieron en varios colegios o mesas electorales donde los votantes depositaban sus papeletas en sobres negros. A pesar de que no se formaron largas colas, el tráfico era fluido y la gente entraba y salía, saludando a vecinos y amigos.

Varios automóviles con banderas y carteles de Mejía o del candidato del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, circulaban por las calles con música a todo volumen y toques de bocina.

A media mañana, unos 100 dominicanos ya habían votado en la mesa electoral 54, ubicada en el colegio Luis Belliard del barrio, en el alto Manhattan. Miguel Melenciano, encargado de la Junta en la ciudad, dijo que casi 3.000 voluntarios ayudarían durante la jornada, celebrada en 184 colegios electorales. No se reportaron incidentes, dijo.

"Vemos que ha votado mucha gente. En los colegios de Manhattan y del Bronx se confluye la mayor cantidad de dominicanos, pero también tenemos colegios en los condados de Queens y en Brooklyn", dijo Melenciano a The Associated Press.

La dominicana Angela López, de 58 años, votó en la escuela Duke Ellington de la calle 160 con claras esperanzas para el PLD y Medina. López explicó que de los 45 años que lleva en Estados Unidos pasó cuatro (del 2000 al 2004) en República Dominicana, cuando Mejía era presidente.

"Recuerdo que iba al supermercado con una calculadora porque el dólar subía y la economía estaba tan mal", dijo López, quien es dueña de su propio negocio de productos de belleza. "Tuve que regresar a Estados Unidos debido a la crisis que provocó Hipólito. Danilo, en cambio, nos ofrece un futuro. Estas elecciones son sumamente importantes".

En Nueva York viven 602.093 dominicanos, según datos del censo. Delegados de cada partido ayudaban el domingo a los votantes en cada mesa electoral, mientras que otros voluntarios se encargaban de asegurar que reinara el orden. Cada colegio electoral preveía cerrar sus puertas a las seis de la tarde.

"Se debe votar hoy porque hay que mantener lo bueno que se está haciendo en la República Dominicana", dijo Manuel Acevedo, quien nació en San Francisco de Macorís y trabaja en una empresa de seguridad. "Esta vez, tendremos además diputados que representarán nuestros intereses. Es un gran avance".

El presidente dominicano Leonel Fernández destacó en Santo Domingo el hecho de que se hayan elegido por primera vez los siete diputados de ultramar.

El gobernante, que residió gran parte de su adolescencia en Nueva York, insistió que los dominicanos que viven en el extranjero representan el 10% de la población y "contribuyen de múltiples forma al desarrollo nacional, especialmente a través del envío de remesas".

___

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens