Al menos 19 personas han muerto y más de un centenar están desaparecidas debido a una riada registrada esta madrugada en la norteña provincia afgana de Sari Pul, informó hoy a Efe una fuente oficial.

"Hay seis heridos y algunas casas quedaron destruidas en el distrito de Sayyad", dijo el gobernador provincial, Abdul Jabar Haqbeen, que cifró en "más de un centenar" el número de personas desaparecidas.

Según Haqbeen, los lugareños lograron rescatar a algunas personas de las aguas, mientras prosigue la búsqueda de los desaparecidos.

Las precarias infraestructuras y viviendas en Afganistán, sobre todo en las zonas más remotas, hacen que las inundaciones causen gran número de muertos cuando las lluvias son abundantes.

Además, el deshielo primaveral ha sido especialmente problemático este año debido a las copiosas nevadas caídas este invierno, las mayores de los últimos 17 años, según las autoridades.

Más de un centenar de personas han muerto en el país víctimas de avalanchas o inundaciones en lo que va de año.