La clase individual de las estrellas LeBron James y Dwyane Wade, unida al factor sorpresa del ala-pívot Udonis Haslem, les permitió a los Heat de Miami vencer a domicilio por 93-101 a los Pacers de Indiana en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este.

La victoria, que puede valer la eliminatoria, le sirvió a los Heat para romper racha de dos derrotas consecutivas, empatar a 2-2 la serie que disputan al mejor de siete, recuperar la ventaja de campo y su condición de equipo favorito a estar en las finales de la Conferencia Este y de la NBA.

La gran rivalidad que se ha generado entorno a los dos equipos tanto dentro como fuera del campo hizo que el partido, disputado en el Bankers Life Fieldhouse, de Indianápolis, fuese transcendental, especialmente para los Heat, que una derrota los hubiese dejado al borde del abismo y de la eliminación.

James y Wade, las dos grandes estrellas de los Heat, esta vez demostraron su clase y responsabilidad con una aportación combinada de 70 puntos, incluidos 28 en el tercer periodo.

Haslem, que volvió al banquillo para salir como sexto jugador respondió de forma brillante y fue el factor sorpresa y ganador en el cuarto periodo cuando los Heat aseguraron la victoria.

James logró un doble-doble de 40 puntos, incluidos 14 en el cuarto periodo cuando los Heat lograron parcial de 16-30, 18 rebotes, nueve asistencias, dos tapones y dos recuperaciones de balón que lo dejaron como líder y auténtico Jugador Más Valioso (MVP) de la liga.

"Sabíamos que en el tercer partido no jugamos bien y era el momento de responder al nivel que se necesita cuando estás en la fase final", declaró James.

Wade, se olvidó de la pesadilla del tercer partido -aportó sólo cinco puntos- el peor de su carrera como profesional en la fase final, y aunque comenzó con siete fallos en los ocho primeros tiros a canasta, al final consiguió 30 puntos, incluidos 22 en la segunda parte, capturó nueve rebotes y repartió seis asistencias.

"Sabía que en cualquier momento el acierto en los tiros llegaría y eso fue lo que sucedió. Siempre tengo confianza en mí, en el apoyo de mis compañeros y en el equipo, aunque falle", declaró Wade.

Si James y Wade cumplieron como estrellas, la aportación ofensiva de Haslem que consiguió catorce puntos, incluidos ocho en los últimos seis minutos del cuarto periodo, surgió como el factor decisivo en el triunfo de los Heat.

La baja por lesión del ala-pívot Chris Bosh, el tercer jugador de los 'Big Three', hizo que la labor realizada por Haslem fuera decisiva al anotar 5 de 6 tiros de campo y 4 de 4 desde la línea de personal y capturar cuatro rebotes en 25 minutos que disputó.

Como equipo los Heat lograron un 48 (38-80) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 42 (5-12) de triples, comparados al 42 (33-79) y 32 (7-22), de los Pacers, que esta vez también perdieron el duelo bajo los aros al capturar 38 rebotes por 47 de Miami.

El alero Danny Granger anotó 20 puntos y el base reserva Darren Collison llegó a los 16, mientras el escolta Paul George encestó 13 tantos, pero sin que ninguno de ellos pudiesen ser factor ganador.

El escolta brasileño Leandro Barbosa no tuvo su mejor inspiración encestadora y aportó sólo ocho puntos en 19 minutos al anotar 3 de 10 tiros de campo, falló los tres intentos que hizo de triples y estuvo perfecto 2-2 desde la línea de personal, además de capturar dos rebotes.

El quinto partido se disputará el próximo martes en el American Airlines Arena y el jueves se jugará el sexto en el Bankers Life Fieldhouse, de Indianápolis.