La rusa Maria Sharapova, número dos del mundo, defenderá mañana su título de reina de Roma, en la final contra la vigente campeona de Roland Garros, la china Na Li, en un torneo que se ha visto mermado por el abandono de algunas de sus favoritas.

Sharapova se metió hoy en la final tras ganar por 6-3 y 6-4 a la alemana Angelique Kerber, undécima raqueta del mundo. La rusa, que el año pasado se proclamó campeona del torneo, al ganar a la australiana Samantha Stosur, jugará contra la vigente campeona de Roland Garros, Na Li.

La china hoy avanzó hasta la final después de la retirada de su rival, la estadounidense Serena Williams por una un problema en la espalda.

La menor de las hermanas Williams, número seis del mundo, y a quien muchos daban como favorita para arrebatar la corona a Sharapova, no quiso arriesgar después de sentir molestias en la espalda y es que el prestigioso Roland Garros está a la vuelta de la esquina, ya que empieza el 27 de mayo.

"Tuve algunos problemas en la espalda esta semana, estaba un poco rígida y no creo que sea un buen momento para forzar. Tenemos un gran calendario por delante", subrayó la pequeña de las Williams en la rueda de prensa para explicar los motivos de su retirada.

Serena había llegado a la semifinal después de que su rival en cuartos la italiana Flavia Pennetta se retirase también por un problema en la muñeca cuando la estadounidense ganaba 4-0 en el primer set.

Pero antes del abandono de Serena y Pennetta también le tocó a la número uno del mundo, la bielorrusa Victoria Azarenka, que se retiró del torneo de Roma por un problema en el hombro derecho.

La primera raqueta del circuito, que había ganado sin problemas 6-1 y 6-2 a la israelí Shahar Peer el pasado miércoles, sintió molestias después del encuentro y decidió no continuar jugando en Roma.

De esa manera pasó directamente a cuartos de final la eslovaca Dominika Cibulkova, que cayó ante Na Li en cuartos.

No terminó el encuentro tampoco la danesa Caroline Wozniacki, número 8 del mundo, que debido a problemas respiratorios dejó el encuentro cuando en el marcador se registraba un 6-4 y 4-0 para la valenciana Anabel Medina en octavos de final.

Mientras que la suiza Timea Bacsinszky se retiró en segunda ronda contra Sara Errani.

Y es que Roland Garros está muy cerca y las tenistas temen no poder llegar en las mejores condiciones a esta cita tan importante.

En la rueda de prensa tras el partido de hoy, Sharapova aseguró que no cree que en esta edición las jugadores hayan tenido más miedo de hacerse daño que en otras.

Y sobre la retirada de Serena explicó que también ella se ha encontrado en su situación y afirmó que "lo único que quieres en ese momento es estar bien".

Sharapova, que ha mejorado mucho en tierra batida se enfrentará a la actual vigente campeona del Grand Slam del polvo de ladrillo, Na Li, en una final que podría también repetirse en el torneo francés.

La número dos del mundo no tuvo demasiados problemas para superar hoy a la alemana, aunque esta demostró con algunos de sus golpes que merece estar entre las 'top 10' del ránking de la WTA, donde llegará la semana que viene gracias a su actuación en Roma

La mejor Sharapova que se ha visto hasta ahora en el torneo, donde ha eliminado a la estadounidense Chistina Mchale, a la serbia Ana Ivanovic, en octavos, y a Venus Williams, mostró su alegría por poder defender mañana su título.

La rusa se ha enfrentado con Na Li - que con la final alcanza el número siete del ránking - en diez ocasiones, con un balance de 6-4 victorias a favor de la rusa.

La última vez que se vieron las caras fue en los cuartos de Miami, donde la número dos del mundo arrolló a la campeona de Roland Garros por un 6-3 y 6-0.

"Mañana, será nuevo partido duro y espero repetir mi actuación en Miami", dijo "Masha" al recordar que en cuartos del este torneo arrolló a la china por 6-3 y 6-0.