Más de 20.000 personas se manifestaron hoy en Fráncfort, en el centro de Alemania, en contra del poder de los bancos y la política de recortes sociales aplicada en países de la Unión Europea (UE), en una marcha acompañada por un gran despliegue policial.

La policía cifró en unos 20.000 el número de manifestantes, mientras que los convocantes calcularon que acudieron 25.000.

Aunque durante la manifestación hubo algunos roces, en general, según la policía, las protestas de hoy han transcurrido pacíficamente.

Para evitar desórdenes, las fuerzas de seguridad habían cerrado dos estaciones de metro y desplegado unos 5.000 agentes.

La manifestación de hoy era la única autorizada por la ciudad de Fráncfort, ya que otras realizadas en los dos últimos dos días estaban prohibidas.

Ayer, la policía disolvió una manifestación en las cercanías del Banco Central Europeo (BCE) y detuvo a cerca de 400 personas.

Las protestas fueron iniciadas por la liga "Blockupy", formada por organizaciones de izquierda que se han unido para protestar por la política de recortes de la Unión Europea (UE) y lo que consideran como el desmantelamiento del estado de bienestar, así como las ayudas a los bancos con problemas.