Los equipos Industriales y Ciego de Ávila comenzarán mañana domingo en el Estadio Latinoamericano de La Habana la liguilla final para decidir al campeón de la 51 Serie Nacional de Béisbol (SNB) en Cuba.

Los líderes de las zonas oriental y occidental buscarán alcanzar cuatro triunfos en una serie al mejor en siete partidos que podría extenderse como máximo hasta el lunes 28 del presente mes.

Industriales domina los enfrentamientos particulares con 68 victorias y 56 fracasos y se impuso en cuatro ocasiones a los avileños durante la etapa clasificatoria, dependiendo de sus abridores diestros, con dos triunfos de Odrisamer Despaigne y los restantes para Darwin Beltrán y Frank Montieh.

Para la jornada inaugural fueron anunciados dos de los lanzadores más sobresalientes en la temporada como Despaigne, por los 'Leones' industrialistas, y Vladimir García, por los 'Tigres' avileños, equipo subcampeón de la anterior SNB.

Despaigne es líder en ponches del torneo (128) y acumula 13 victorias y 8 derrotas, mientras García presenta 14-5 con promedio de 1.71 carreras limpias permitidas por juego.

Industriales, selección de la capital y conjunto insigne del béisbol en la isla, ha conquistado 12 coronas, la más reciente de ellas en la temporada 2009-2010 bajo la dirección del otrora estelar torpedero de los equipos Cuba, Germán Mesa.

El conjunto habanero tuvo este año mejor ofensiva (.295) que su oponente (.272) durante la temporada regular, pero los avileños fueron superiores tanto en la actuación de sus lanzadores como en la defensa, la mejor del campeonato con solo 58 marfiladas.

Para el mentor de los 'Tigres', Roger Machado, Industriales prácticamente no se equivoca y aprovecha muy bien las debilidades del contrario, con bateadores que armonizan poder, tacto y velocidad, pero su cuerpo de lanzadores "presenta algunas debilidades".

El mánager de los 'Leones', Lázaro Vargas, ha afirmado que sus rivales en la final reúnen a jugadores con cierta experiencia y bien cohesionados que "pueden batallar mucho" y por eso su equipo no puede confiarse en lo más mínimo.

La rivalidad se ha acrecentado en las dos últimas SNB, en las que solo uno de los "cuatro grandes" del béisbol en Cuba han accedido a semifinales: Pinar del Río, que resultó campeón en la edición 50, e Industriales, con su descalabro del pasado año, cuando no clasificó y se ubicó en el décimo lugar.

Otro de los conjuntos con rica historia, Santiago de Cuba, lleva dos campañas sin clasificar en la Zona Oriental, mientras Villa Clara, sempiterno clasificado, no ha podido ganar un campeonato en los últimos 17 torneos.