El Gobierno del presidente Evo Morales firmó hoy un acuerdo con el Colegio Médico de Bolivia para poner fin a una huelga del sector que cumplió 53 días contra un decreto que incrementa su jornada laboral de seis a ocho horas.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, y el presidente de los médicos, Alfonso Barrios, suscribieron el convenio que establece que los galenos mantienen su rechazo al decreto, pero presentarán demandas contra el mismo en tribunales nacionales o internacionales.