El disidente ciego Chen Guangcheng estaría a punto de dejar Pekín con rumbo a Estados Unidos, después de haber permanecido hospitalizado en Pekín tras refugiarse en la Embajada de EE.UU, en cuanto consiguió escapar del arresto domiciliario en el que se encontraba desde hace un año.

Así lo adelantaron hoy fuentes cercanas a la familia de Chen, según el "South China Morning Post", aunque no ofrecieron detalles sobre una fecha específica para su salida del país.

Sin embargo, otra fuente reveló a dicho diario que este activista podría abandonar hoy Pekín.