Nueva exhibición de juego de equipo con el veterano pívot Tim Duncan como líder de los Spurs de San Antonio, que vencieron a domicilio 96-86 a Los Ángeles Clippers en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia Oeste que disputan al mejor de siete.

Los Spurs mostraron que son uno de los mejores equipos que hay actualmente en la NBA, lo que les permite ponerse con marca de 3-0 y a sólo un triunfo más de lograr la barrida y el pase a las finales de la Conferencia Oeste.

El equipo de San Antonio también logró el decimoséptimo triunfo consecutivo, incluyendo el 7-0 que llevan en la fase final.

Duncan con un doble-doble de 19 puntos, 13 rebotes y tres tapones fue el jugador clave que permitió a los Spurs conseguir un parcial de 24-0 en el tercer periodo y dejó sentenciada la victoria del equipo de San Antonio.

El veterano pívot confirmó que se encuentra como en sus mejores años de estrella cuando también convirtió a los Spurs en campeones de la NBA .

El base francés Tony Parker siguió en su línea de líder encestador y director del juego del equipo al conseguir también un doble-doble de 23 puntos, 10 asistencias y tres rebotes, que lo dejaron como ganador del duelo individual con la estrella de los Clippers, Chris Paul.

"No tuvimos un buen comienzo, tiramos fatal y Griffin (Blake) estuvo inspirado, pero en ningún momento surgió el pánico en el equipo y en la segunda parte jugamos mejor baloncesto", declaró Parker. "Este equipo sabe lo que tiene que hacer en el campo, sin importar como vaya el marcador y hay una gran confianza".

El alero novato Kawhi Leonard llegó a los 14 puntos y fue el tercer titular de los Spurs que logró un doble-doble, además de capturar nueve rebotes, recuperó dos balones, puso un tapón y dio una asistencia.

Tampoco pudo faltar la aportación del escolta argentino Manu Ginóbili como el sexto jugador de los Spurs al conseguir 13 puntos y seis asistencias, que lo dejaron como el cuarto hombre del equipo de San Antonio que logró dobles dígitos.

Ginóbili jugó 30 minutos en los que anotó 4 de 9 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y 4 de 5 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes y puso un tapón.

Mientras que el ala-pívot brasileño Tiago Splitter mostró de nuevo una gran eficacia en los 14 minutos que disputó al aportar cinco puntos al anotar 2 de 2 tiros de campo y 1-2 de personal, capturó tres rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón.

Como equipo los Spurs consiguieron un 46 (35-76) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 41 (9-22) de triples, comparados al 46 (35-76) y 33 (3-9), respectivamente, de los Clippers, que dominaron en el juego bajo los aros al conseguir 44 rebotes por 41 de San Antonio.

Griffin con un doble-doble de 28 puntos, 16 rebotes, tres tapones, dos asistencias y dos recuperaciones no impidió que los Clippers quedasen al borde de la eliminación en su tercera participación en unas semifinales de la Conferencia Oeste de su historia y las segundas desde que están en Los Ángeles.

El base reserva Mo Williams aportó 19 puntos y fue el segundo máximo encestador de los Clippers, que tuvieron a sólo tres jugadores que llegaron a los dobles dígitos.

El último fue Paul, que hizo buena labor en la dirección del juego al repartir 11 asistencias, pero en el ataque siguió sin inspiración y aportó sólo 12 tantos después de fallar 12 de 17 tiros de campo.

Los Clippers han perdido 29 de 33 partidos contra los Spurs desde el 1 de diciembre del 2003 y en los tres partidos de la eliminatoria la diferencia final en el marcador ha sido superior a los 10 puntos.

Ambos equipos se enfrentarán mañana, domingo, en el mismo escenario del Staples Center para disputar el cuarto partido de la serie y ninguna franquicia de la NBA ha logrado ganar una serie al mejor de siete cuando han estado con una desventaja de 0-3 en la eliminatoria.