Fernando Torres, jugador del Chelsea, se mostró confiado, en vísperas de la final de la Liga de Campeones que jugará su equipo, en la victoria porque, aseguró, que "si llegas a una final es para ganarla".

"La Champions es mi trofeo favorito. No confiábamos en que la selección pudiese lograr los éxitos que finalmente ha conseguido, por eso veía más cerca poder ganar la Liga de Campeones o cualquier otro torneo de club", dijo el delantero en su página web.

Torres nunca antes había estado en la final de la Liga de campeones, aunque en varias ocasiones se quedó cerca.

"En mi primera temporada en el Liverpool, precisamente el Chelsea nos apeó de la final tras una prórroga. Después, he llegado en otras dos ocasiones a cuartos de final: una con los 'reds', también nos eliminó el Chelsea, y otra la temporada pasada ya de 'blue'. Lamentablemente, el Manchester United nos dejó fuera. Por eso, siempre explico que la Champions era la máxima meta a la que aspiraba", indicó.

El Bayern es el rival y juega en su estadio.

"Son un gran equipo, pero tenemos claro que si llegas a la final es para ganarla porque de lo contrario te queda un mal recuerdo para siempre. Creo que será un partido de tú a tú donde nosotros debemos imponer el ritmo del partido y entender cuándo y cómo debemos tener o no la posesión del balón", comentó.

"Creo que la final está igualada. Quizá se puede decantar un poco a su favor porque es el campo dónde juegan cada quince días, y esa es una leve ventaja. No obstante, el ambiente y el colorido en la grada está repartido y nuestra hinchada viaja a por todas", añadió Torres.

Se ha hablado mucho de la debilidad defensiva de los alemanes.

"Eso se decía y sin embargo, en la eliminatoria contra el Real Madrid han demostrado todo lo contrario. El Bayern manejó estupendamente la pelota y mataron al contragolpe. Ese es el gran peligro y sobre lo que debemos estar muy pendientes. Debemos saber leer bien el partido y elegir cual es el mejor momento para hacer daño", subrayó el delantero español.

Al Chelsea le criticaron mucho por el fútbol realizado en el Camp Nou.

"Tras ganar al Barça en Stamford Bridge nos dimos cuenta que podíamos dejarlos fuera. No siempre gana el mejor y el Chelsea supo utilizar perfectamente sus armas. No jugamos bonito, pero sí efectivo", afirmó.

Ganar la Liga de Campeones es casi una obsesión en el Chelsea.

"Perder una final de Champions en los penaltis y por un resbalón es cruel. Esa experiencia debe servirnos en Múnich. La solidez que demostró el equipo en semifinales nos anima a que esta segunda oportunidad para muchos de mis compañeros sea la definitiva y no se escape el título", apuntó el internacional español.

"Una de las razones que me impulsaron a firmar por el Chelsea es esa permanente ambición para conquistar la competición. El club vuelve a tener otra oportunidad y, como desconoces si vas a volver a verte en esta situación, lo que tienes claro es que debes ganarla sí o sí", siguió.

Tal como ha transcurrido la temporada la presencia del Chelsea en la final es casi increíble.

"Nos ha faltado regularidad esta temporada y el mejor comprobante es observar la clasificación de la Premier. Sin embargo, en los torneos del k.o. estamos capacitados para vencer a cualquiera y por eso hemos alcanzado dos finales. Es verdad que ninguno podíamos tener en la cabeza estar presentes en Munich y que podía pensarse que era una utopía por como jugábamos. Al final, no contó la regularidad y sí la eficacia en las eliminatorias", explicó Torres.

"En esta temporada he aprendido muchas cosas y he crecido personal y futbolísticamente. En Sudáfrica, con la selección española, ya comprobé que los objetivos se cumplen y no es siempre como los has soñado", finalizó Fernando Torres.