Valiosas piezas "art déco", un icónico retrato de Brigitte Bardot pintado por Andy Warhol y pinturas de varios periodos forman parte de las 300 obras de arte de la colección del empresario y playboy alemán Gunter Sachs expuestas hoy en Sotheby's que se subastarán en Londres el 22 y el 23 de mayo.

Una colección que va desde el surrealismo al nuevo realismo, pasando por el "pop art", el "art déco" y el graffiti, con la que la casa londinense espera alcanzar los 20 millones de libras (24,8 millones de euros, 31,6 millones de dólares).

"Posiblemente, se trata de la colección más importante de arte pop propiedad de un solo coleccionista que sale al mercado en muchos, muchos años", dijo hoy a Efe el director de arte contemporáneo de Sotheby's, James Sevier.

Este experto recordó que Sachs, habitual de la prensa rosa y con una merecida reputación de "don Juan", fue además "un coleccionista extraordinario, con un interés por muchos movimientos y categorías artísticas".

El empresario germano empezó a coleccionar arte a partir de los 26 años, tras mudarse a París y trabar amistad con muchos artistas jóvenes y contemporáneos con los que coincidió en la capital francesa.

"Se hizo su amigo, su mecenas, y comenzó a coleccionar su arte a gran escala, aunque solo se dio cuenta de que era coleccionista cuando se le pidió que expusiera sus obras en una exposición en Hamburgo en 1967", explicó Sevier.

Esa época marcaría un antes y un después para Sachs, hasta entonces un asiduo de las portadas de la prensa rosa, con una peligrosa reputación de vividor y ex marido de la actriz francesa Brigitte Bardot, con quien se casó en segundas nupcias en Las Vegas (EEUU).

"Su imagen pública era más la de un famoso que la de un coleccionista -rememoró Sevier- hasta 1967, cuando mostró su arte al mundo por primera vez en Alemania".

Sachs era consciente de que su colección adolecía de "lagunas", artísticamente hablando, pero "todo eso cambió cuando conoció a Andy Warhol (Pittsburgh, EEUU 1928-Nueva York, 1987), que entonces estaba centrado en hacer películas y se encontraba en Cannes promocionando su cinta "The Chelsea Girls" (1966), que fue vetada por contener algunas escenas de desnudos masculinos".

Ahí empezaría un "idilio" entre el artista norteamericano y Sachs, que gracias a Warhol se dio cuenta de la relevancia que tendría en el futuro el arte pop en el mundo del arte contemporáneo.

Dentro de la visual, colorida y variada colección que se pondrá a la venta en Londres, se ofrecerá al mejor postor un exquisito escritorio de Émile-Jacques Ruhlmann (1928), considerado una de las piezas más prestigiosas del "art déco", por el que Sotheby's espera llegar a una cifra entre las 300.000 y las 400.000 libras (entre 373.346 y 497.795 euros, de 474.459 a 632.613 dólares).

Destaca también un retrato de Bardot pintado por Warhol en 1974, que el "playboy" germano encargó después de divorciarse de la actriz, por el que Sotheby's confía en llegar a una suma entre los 3 y los 4 millones de libras (3,5 y 4,75 millones de euros, de 4,7 a 6,3 millones de dólares).

Sachs, miembro destacado de la llamada "jet set" de los sesenta y los setenta, se suicidó en mayo de 2011, a los 78 años.