El nivel de créditos impagados en los balances de los bancos españoles alcanzó su mayor nivel en 18 años, anunciaron el viernes las autoridades financieras, lo que aumentó los temores sobre la estabilidad del sector financiero español entre sus socios de la eurozona.

El Banco de España dijo que los bancos y cajas de ahorros han visto aumentar su proporción de créditos morosos al 8,36% en marzo, respecto del 8,15% en febrero.

Moody's anunció su degradación el jueves por la noche, en base a los excesos cometidos por los bancos españoles de concentración de créditos impagados en el sector inmobiliario, sus apuros para obtener capital en los mercados y el problema de la abultada deuda soberana.

La eurozona teme que los bancos españoles resientan con especial dureza los efectos de la crisis del sector inmobiliario y que el gobierno, que encara otra recesión y un desempleo de casi el 25%, no podría rescatarlos de ser necesario.

La analista bancaria Nuria Alvarez, de la firma corredora madrileña Renta4, advirtió que el aumento de la proporción de créditos impagados podría indicar que el país será castigado con inusual violencia de empeorar la recesión y aumentar el desempleo.

El índice bursátil Ibex 35 perdía un 2% a poco de comenzar la jornada contratadora del viernes, debido especialmente al castigo sufrido por los bancos. Empero, posteriormente tanto el índice como las acciones bursátiles se recuperaron. Banco Santander, SA y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, SA subían más de 3 puntos al mediar la jornada, aunque ambos fueron degradados por Moody's.

Las acciones de Bankia, SA — un conglomerado bancario parcialmente nacionalizado hace poco y cuyo balance incluye un abultado exceso de negocios inmobiliarios e hipotecarios — repuntó un 30% tras bajar el jueves un 14% al cierre, llegando a perder en determinado momento de la jornada un 27% ante la noticia de que sus clientes habían retirado 1.000 millones de euros (1.237 millones de dólares) en una semana tras ser intervenido por el estado.

Alvarez agregó que los inversionistas habían descontado la reducción de la calidad crediticia de 16 bancos españoles porque Moody's advirtió hace unos meses que muchos bancos europeos podría correr esa suerte. El aumento de los grandes bancos no es significativo, agregó. "En un mercado volátil como este, un aumento o una baja de dos puntos en un día no es nada".

El cliente de Bankia Francisco Hidalgo, un sastre de 53 años, dijo que no piensa retirar su dinero de la entidad, por considerar que no tendría sentido alguno.

____

Harold Heckle contribuyó en Madrid a este artículo.