El general Wojciech Jaruzelski, el último líder comunista de Polonia, que impuso una dura represión militar en 1981, indicó que se encuentra gravemente enfermo y a punto de morir.

El ex militar de 88 años, sometido a un tratamiento de quimioterapia contra un cáncer, dijo al tabloide Super Express que casi nunca sale de casa debido a la debilidad.

Jaruzelski comenzó su tratamiento de quimioterapia hace más de un año debido a un linfoma, el cáncer de las células linfáticas.

"Me encuentro muy mal y no me queda mucho de vida. Moriré en casa", indicó en una entrevista publicada el viernes.

En 1981, Jaruzelski impuso la ley marcial para acabar con el movimiento disidente Solidaridad — que a la postre derrocó al comunismo en 1989.

Jaruzelski sostiene que la medida evitó una probable invasión soviética.