Un grupo de trabajo de la ONU visitará Libia entre el 21 y el 25 de mayo para evaluar el uso de mercenarios durante el reciente conflicto civil y las medidas adoptadas por el Gobierno actual.

La presidenta del Grupo de Trabajo, Faiza Patel, informó en un comunicado de que, "además de la cuestión de los mercenarios, tenemos la intención de obtener información directa y de primera mano sobre las actividades de compañías privadas que ofrecen ayuda militar, consultoría y servicios de seguridad en el mercado internacional".

"Queremos saber el tipo de actividades que llevan a cabo en Libia y su efecto en los derechos humanos", declaró Patel.

El Grupo de Trabajo visita Libia invitado por el Gobierno de Trípoli y también quiere entablar conversaciones sobre la regulación de las citadas compañías, con especial atención a los permisos y licencias, y a la normativa legal para llevar ante la justicia a quienes hayan cometido violaciones de derechos humanos.

En un informe presentado en noviembre pasado ante la Asamblea General de la ONU, este grupo denunció que la creciente actividad de las empresas privadas de carácter militar y de seguridad en todo el mundo plantea numerosos desafíos en el terreno de los derechos fundamentales, y pidió una normativa internacional al respecto.