El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu dijo que es escéptico de que Irán vaya a aceptar detener su programa nuclear.

Apenas unos días antes de una crucial ronda de conversaciones con Teherán, Netanyahu dijo que una solución diplomática sería la mejor opción, pero "no veo ninguna evidencia de que Irán esté listo para detener su programa nuclear".

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Alemania se reunirán el 23 de mayo con Irán, en Bagdad.

Israel dijo que un arma nuclear en manos de Irán podría amenazar con la supervivencia del Estado Judío.

Desde Praga, Netanyahu dijo el viernes que esto era "el tema fundamental de nuestro tiempo".

Netanyahu no dio ningún ultimátum, pero funcionarios israelíes han dicho que el tiempo se está acabando para evitar una acción militar.