El español Rafa Nadal, número tres del mundo, superó hoy al checo Tomas Berdych (7) en el Masters 1000 de tenis de Roma, con lo que accede a la semifinal del torneo, en la que se medirá a la sexta raqueta del mundo, David Ferrer.

Nadal de deshizo de Berdych, finalista en la Caja Mágica de Madrid, en un partido que ofreció un gran tenis y en el que se impuso por 6-4 y 7-5 en dos horas y 5 minutos.

Con esta victoria, en una abarrotada pista central del Foro Itálico, Nadal conquistó su séptima semifinal en la tierra roja de Roma, que siempre le ha sido favorable y en la que se ha coronado cinco veces en los últimos seis años.

Nadal cerró una primera manga perfecta y ya en la apertura logró romper el servicio del checo, al que le endosó, además, dos juegos en blanco al saque, avanzado en un parcial en el que registró una efectividad del 90 por ciento con su primer servicio, y en el que evitó una bola de 'break' en el cuarto juego, que podría haberle complicado las cosas.

Sin ceder nunca su saque, el de Manacor mantuvo su ventaja sobre Berdych y en el décimo juego cerró la manga a su favor, tras 46 minutos.

El segundo set empezó mejor para Berdych, verdugo del español Fernando Verdasco en octavos en Madrid, ya que se adjudicó el primer juego, aunque con 1-0 en el marcador pidió la entrada del fisioterapeuta, por lo que pareció un problema de ampollas en una mano.

Berdych reaccionó en esta segunda manga y en el sexto juego le hizo un 'break' al mallorquín para, a continuación, ganar su servicio, y tomar las riendas del encuentro.

No se hizo esperar la respuesta de Nadal, que cambió su estrategia y buscó la red para forzar a Berdych e intentar empatar el partido, poniendo las cosas difíciles al checo, quien empezó a cometer errores y acabó cediendo su servicio, permitiendo a Rafa servir para el empate.

El mallorquín no falló e igualó el marcador, pero el checo, haciendo gala de su sangre fría, conquistó su servicio en el siguiente juego, aunque no le fue fácil, puesto que los puntos estuvieron muy disputados y ambos gozaron de varias ventajas.

Al saque, Nadal puso la directa y volvió a empatar el marcador (5-5), para, acto seguido, quebrarle el servicio al checo, dejando claro que no tenía intención de llegar al tercer set.

Berdych, contra las cuerdas, dio sus últimos coletazos y salvó dos puntos de partido, pero en el tercero mandó la pelota fuera, dando una merecida victoria al balear.

Con la victoria de Nadal, el Foro Itálico de Roma asistirá en semifinales a un nuevo duelo entre el tenista Manacor y el valenciano David Ferrer, que hace dos años ya se midieron en las pistas de Roma, aunque entonces fue en la final, que se cerró con un triunfo del balear.

Nadal y Berdych se habían enfrentado hasta ahora en catorce ocasiones, de las que en once el manacorense se había alzado con la victoria, la última de ellas en los cuartos de final del Abierto de Australia.

El tenista español ha cerrado, hasta ahora, una brillante actuación en el Masters 1000 de Roma, en el que debutó en segunda ronda con el alemán Florian Mayer, con el que se desquitó de la derrota encajada en Shangai en 2011, mientras que en octavos se midió a su amigo, el barcelonés Marcel Granollers, al que apeó por un contundente doble 6-1.

Berdych, que perdió en la final de Madrid ante el suizo y número dos del mundo, Roger Federer, llegaba al encuentro de hoy tras dejar fuera a Nicolás Almagro, en octavos, y al polaco en Lukasz Kubot, en segunda ronda.