Los Heat de Miami informaron que habían cancelado el entrenamiento que tenían previsto para hoy en el Bankers Life Fieldhouse de Indianápolis, donde se encuentran para disputar el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este contra los Pacers de Indiana.

Después de la derrota la pasada noche por 94-75 en el tercer partido de la eliminatoria, que ahora ganan los Pacers por 2-1 al mejor de siete, los Heat han considerado que es mejor mantener a los jugadores alejados del campo y de los periodistas para discutir en privado la situación que se vive dentro del equipo.

La derrota, segunda consecutiva, no sólo les pone en desventaja en la eliminatoria, sino que también dejo la imagen de un equipo en el que con la excepción del alero LeBron James y el base Mario Chalmers, el resto no hizo ninguna aportación válida.

De momento, el equipo no ha dado ninguna razón oficial por la decisión que han tomado de no entrenar ni reunirse con los periodistas como estaba programado.

El reglamento de la NBA establece que los equipos en la competición de la fase final que no tengan entrenamiento no tienen tampoco que reunirse con los periodistas.

Los Pacers tampoco tienen previsto entrenar hoy, viernes, para el cuarto partido que ambos equipos van a disputar el domingo.

Además de la derrota, los Heat también protagonizaron el enfrentamiento dialéctico que mantuvieron en escolta Dwyane Wade con el entrenador Erik Spoelstra, quien al final del partido dijo que se trataba de algo normal que sucede en el "calor" de la competición.

Sin embargo, Wade no quiso aclarar que fue lo que sucedió después de completar una de las peores actuaciones individuales que ha tenido en los 95 partidos que lleva disputados en la fase final.

Wade se quedó con sólo cinco puntos después de fallar 11 de 13 tiros de campo y su hundimiento llegó en el peor momento para el equipo ya que también tienen la baja por lesión del ala-pívot Chris Bosh, que no podrá jugar en toda la serie contra los Pacers.

Bosh se lesionó en el primer partido de la eliminatoria al sufrir un tirón en un músculo abdominal del que no se ha podido recuperar.

Wade también ha tenido todo tipo de lesiones durante la temporada regular y en los últimos días necesitó tratamiento por los dolores que sentía en las rodillas y piernas.

El escolta estrella de los Heat rechazó que sufriese algún tipo de lesión grave y dijo que la única molestia durante el partido fue en la mano derecha al chocar con la red de la canasta cuando intentó un tapón en la primera parte.

Por su parte, James no quiso hacer ningún comentario sobre el rendimiento de su compañero y lo defendió al decir que era uno de los mejores jugadores del mundo y que estaba seguro que deseaba tener mejor rendimiento.

"Está claro que Wade no fue el mismo", declaró James al concluir el tercer partido. "¿Desea jugar mejor?, naturalmente. Es uno de los mejores jugadores del mundo".

Chalmers, que fue el líder del equipo al conseguir 25 puntos, también tuvo molestias al caer mal sobre su muñeca derecha en la recta final del partido y aunque las pruebas de rayos X mostraron que no tiene ninguna fractura ni daño estructural, será examinado diariamente por los médicos del equipo.