La animación volvió hoy al Festival de Cannes con la presentación de la tercera entrega de la serie "Madagascar", la historia de los animales del zoo neoyorquino que cierran con un periplo europeo su regreso a la Gran Manzana.

La factoría Dreamworks aterrizó así en la Costa Azul con la artillería de las películas de acción trepidante, esta vez en 3D, un nuevo capítulo dirigido a seis manos y con las voces de estrellas de Hollywood, que explicaron la experiencia a la prensa.

De nuevo los programadores del festival han traído a Cannes un filme destinado a ser a priori devorador de taquillas y confirman el interés de contar con producciones en 3D, aunque todavía sin competir por los galardones.

Eric Darnell (director también de "Antz", el primer film de animación de Dreamworks), Tom McGrath (ya con cuatro dirigidos para la casa) y Conrad Vernon, que realizó "Monsters vs Aliens" y "Shrek 2", reconocieron que el filme bebe en referencias variadas.

McGrath explicó a un grupo de periodistas antes de la exhibición oficial del filme a la prensa que "French Connection" es una de ellas al comentar la espectacular persecución por las calles de Mónaco con la que comienza la cinta.

"Trabajábamos todos juntos en todo momento", aseguró Darnell, quien contó que unas seiscientas personas estuvieron involucradas para aportar elementos al guión que sustenta la historia.

La trama conduce a los ya conocidos Alex (el león, con la voz de Ben Stiller), la cebra Marty (con la voz de Chris Rock), la jirafa Melman (David Schwimmer), la hipopótama Gloria (con la voz de Jada Pinkett-Smith) y la jaguar Gia (Jessica Chastain) hacia el zoo neoyorquino, embarcados en un circo de nombre "Zaragoza" que les lleva antes a Roma y Londres.

Al reparto se incorpora esta vez, con la voz de Frances McDormand, una policía francesa, la capitán Chantelle Dubois, a la que los directores reconocieron una inspiración en Marlene Dietrich pero que se arranca en la cinta a lo Edith Piaf con una interpretación del clásico "Non, je ne regrette rien".

Martin Short es otra de las estrellas de Hollywood que exhibe voz y acento italiano con la cara y los gestos de la foca Stefano y que admitió que el oficio de actor le lleva a diferentes registros, como este de doblador, pero que en realidad, confesó, "siempre" le "fascina cualquier papel", a pesar de que en esta ocasión los dobladores trabajaban en solitario, en un estudio de grabación.

Trepidante y con la exhibición de todo el poderío que ya ha conseguido la animación por ordenador, esta cinta en 3D se permite incluso casi la abstracción al adentrarse en un territorio de imágenes casi oníricas que recuerdan a algunos clásicos de Disney.

Preguntada por la prensa, Pinkett-Smith aludió a "Blancanieves" como uno de los filmes que la marcaron en su infancia, quizás no por casualidad y comentando esta nueva secuela de "Madagascar", para la que los directores no excluyeron que se llegue a tener una cuarta entrega.

Schwimmer, por su parte, contó que su referencia en animación desde la infancia había sido precisamente un clásico de Disney, "El libro de la selva": "estaba verdaderamente obsesionado con los animales, verles cobrar vida", explicó el actor de "Friends".

Chastain, que vuelve después de un año intenso en premios al lugar donde despertó el interés mundial por su interpretación en "The tree of life" que se llevó en 2011 la Palma de Oro, bromeó cuando comentó la relación entre el salario percibido y el trabajo que implica doblar una cinta de animación.

"Me dijeron: vas, dices un par de frases y te dan 20 millones de dólares. Esto último no me pasó", confesó con risas la actriz, que en doce meses ha pasado por las candidatura al Oscar, al Bafta británico o a los Golden Globe.

Javier Alonso

HASH(0x9eef22c)