La selección de fútbol paraguaya comenzó hoy un período de aclimatación en La Paz, situada a 3.600 metros de altitud, para jugar contra Bolivia el 9 de junio, en la sexta jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial Brasil 2014.

La jefa de prensa de la Albirroja, Gilda Arrúa, declaró hoy a los medios que los jugadores se encuentran "muy bien" al comenzar la primera de las 22 prácticas que tendrán antes del choque ante Bolivia, aunque se sintió un poco el efecto de la altitud.

El equipo, según Arrúa, está "muy ilusionado" por conseguir un resultado positivo en La Paz para recuperar los puntos cedidos en casa en el empate ante Uruguay en noviembre pasado.

Al llegar anoche a la sede del gobierno boliviano, el técnico Francisco Arce declaró que quieren adaptarse lo más rápido posible a la altitud y confía en que sus pupilos estén en la mejor condición física para afrontar el encuentro del próximo 9 de junio.

El portero Justo Villar confirmó que quieren ganar en La Paz, "pero si no se puede, al menos un empate sería bueno".

El seleccionado guaraní descansará en la quinta jornada, mientras los bolivianos recibirán a Chile el 2 de junio en el estadio Siles.

Paraguay ha sumado cuatro unidades en igual número de partidos y es séptimo en la clasificación general de las eliminatorias, mientras que Bolivia es colista con una sola unidad.