Gracias a la intervención rápida acción de un agente encubierto del FBI se pudo frustrar un ataque con una bomba incendiaria, destinada al consulado de México en St. Paul, Minnesota.

Lo consideramos una amenaza y creemos que tenía la capacidad para efectuar estas amenazas

- Kyle Loven

Un hombre de Minnesota presuntamente vinculado con grupos supremacistas blancos hizo planes para lanzar un ataque incendiario contra el consulado de México en St. Paul, bajo la creencia de que sus acciones desatarían un debate sobre los asuntos migratorios antes de las elecciones presidenciales de 2012, de acuerdo con una declaración jurada federal obtenida el jueves por The Associated Press.

El documento, recientemente abierto en una corte federal, arroja nueva luz en la investigación sobre los presuntos planes de Joseph Benjamin Thomas, de 42 años.

Thomas —de Mendota Heights, un suburbio de St. Paul— fue encausado en abril por cargos relacionados con drogas, aunque las autoridades lo investigaron a él y a otro hombre como parte de una pesquisa de terrorismo interno.

Thomas y el otro hombre, Samuel James Johnson, de 31 años, fueron arrestados el mes pasado. Según el afidávit abierto al momento de sus arrestos, ambos habían acopiado armas y municiones, como parte de un plan para atacar al gobierno, a las minorías y otros objetivos.

Thomas no enfrenta cargos relacionados con terrorismo. Nadie respondió de inmediato a un mensaje dejado al abogado de Thomas y el Departamento de Justicia se negó a comentar sobre el caso.

La declaración jurada del FBI afirma que Thomas le dijo a un agente encubierto que planeaba robar una camioneta pickup, cargarla con contenedores llenos de combustible, conducirla hasta el consulado y dejar que se derramara su contenido para luego prender éste con una bengala.

El documento judicial dice que Thomas planeaba realizar el ataque la víspera del 1 de mayo —un día que en los últimos años ha sido utilizado por activistas en Estados Unidos para realizar manifestaciones a favor de los derechos de los inmigrantes_, pero que después dijo que no sería ese día debido a "factores personales que complican su vida".

Los agentes dijeron que Thomas hizo labor de vigilancia a la sede del consulado en diciembre. En ese entonces, le dijo a un agente encubierto que no estaba seguro de si proseguiría con el plan, pero siguió desarrollándolo y encontró un lugar de dónde robar barriles de 200 litros (55 galones) para usarlos en el ataque.

Thomas también dijo a un agente encubierto que tenía libros con fórmulas para elaborar una mezcla con la cual llenar los barriles, y que había hallado instrucciones para producir napalm, según la declaración.

"Lo consideramos una amenaza y creemos que tenía la capacidad para efectuar estas amenazas", dijo el jueves en entrevista el portavoz del FBI Kyle Loven. "Esta fue una investigación larga y se condujo por nuestra convicción de que las intenciones de estas personas eran verosímiles".

Ana Luisa Fajer, la cónsul de México en St. Paul, dijo que el consulado "debida y oportunamente" notificado del plan de Thomas.

"Tomamos estas amenazas muy en serio y agradecemos todo el apoyo que hemos recibido desde el principio", dijo en una entrevista telefónica. Agregó que han reforzado los protocolos de seguridad del consulado.

"Las expresiones de intolerancia son las que motivaron al presunto confabulador", dijo. "Estas cosas existen, pero definitivamente creo que es una voz aislada aquí".

De acuerdo con el documento, Johnson fue el ex líder local del Movimiento Nacional Socialista, un grupo nacionalista blanco. El y Thomas trataban de formar una facción denominada Movimiento de Liberación Aria.

Con el nuevo grupo, Johnson planeaba "reclutar y entrenar a otros simpatizantes supremacistas blancos con la meta postrera de cometer actos violentos contra el gobierno de Estados Unidos y contra miembros de minorías", de acuerdo con el documento judicial.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino