Tres bombas estallaron el viernes casi simultáneamente en un mercado en el este de Bagdad con un saldo de cinco muertos y docenas de heridos, dijeron la policía y funcionarios de salud.

Dos policías dijeron que el mercado de aves en el barrio chií de Ciudad Sadr estaba repleto de compradores cuando estallaron los explosivos a eso de las 7 de la mañana. Agregó que hubo 37 heridos.

Un funcionario de hospital confirmó la cifra de bajas. Todos hablaron con la condición de no ser identificados por no tener autorización de hablar con la prensa.

Todos los viernes, miles de iraquíes concurren a los mercados de mascotas para hacer compras y pasear con la familia durante el fin de semana musulmán. Los mercados son uno de los blancos favoritos para los milicianos que buscan causar grandes números de bajas.

La violencia ha disminuido en Irak, pero los insurgentes lanzan frecuentes ataques contra las fuerzas de seguridad y civiles a fin de socavar el gobierno encabezado por chiíes.