El entrenador del Bayern Múnich, Jupp Heynckes, advirtió hoy en contra de un exceso de euforia y de optimismo de cara a la final de la Liga de Campeones que su equipo disputa mañana en su propio estadio contra el Chelsea.

"No comparto la euforia con que se viene diciendo que el Bayern es favorito", dijo Heynckes.

"El que juguemos en casa es una pequeña ventaja, nada más", agregó el entrenador.

Para Heynckes, la final en casa es "una oportunidad histórica" para el Bayern que podría convertirse en el primer equipo en ganar la Liga de Campeones en su propio estadio.