El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, perdía el 2,40 % en los primeros minutos de la sesión y se situaba en un mínimo anual de 6.380 puntos lastrado por los grandes valores y los bancos, que acusaban la rebaja aplicada anoche por Moody's a 16 entidades financieras españolas.

Tras la apertura, el selectivo español perdía 157 puntos y acumulaba un descenso desde comienzos de año del 25,47 %.

El Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 2 %.

La agencia de calificación Moody's anunció anoche una rebaja de entre uno y tres escalones de la calificación que otorga a 16 grandes bancos españoles, entre los que figuran Santander y su filial británica, BBVA, Caixabank, Popular y Bankinter.

La rebaja de Moody's pasaba a segundo plano el aprobado que han conseguido todas las comunidades autónomas excepto Asturias en el examen del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

En el ámbito internacional, comienza la cumbre del G8 con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como anfitrión, en la que entre otros asuntos se abordará la crisis de la zona del euro.

Dentro del IBEX destacaba el rebote de Bankia, del 1,97 %, tras sumar diez sesiones consecutivas a la baja.

Otras cotizadas con beneficios eran Acciona (0,81 %) y Gas Natural (0,26 %).

Entre los grandes valores del índice, Iberdrola perdía el 0,03 %; Telefónica, el 0,20 %; Repsol, el 0,41 %; Inditex, el 0,53; Santander, el 0,81 %, y Endesa y BBVA, el 0,94 %.

Los bancos medianos sufrían caídas del 0,60 % para Sabadell, del 0,64 % para Caixabank, del 0,89 % para el Popular y del 2,27 % para Bankinter.

Otros mercados europeos experimentaban también llamativos descensos, que eran del 1,26 % en Milán, del 0,89 % en París y del 0,51 % en Londres.

El euro mantenía la tendencia bajista de los últimos días en su cambio frente a la divisa estadounidense y se cambiaba a 1,2672 dólares, al mismo tiempo que el barril del crudo Brent para entrega en julio cotizaba a 106,83 dólares, 0,66 menos que al cierre de la jornada anterior.