La caída en el precio de los minerales que exporta Bolivia no alcanzó a afectar los costos de producción pero mermará los ingresos para el país.

"Los precios actuales todavía están por encima de los costos operativos pero nos preocupa porque van a disminuir las utilidades", declaró el viernes a periodistas el presidente de la estatal Corporación Minera de Bolivia, Héctor Córdova.

Con excepción de la plata, los principales minerales de exporta Bolivia como el estaño, zinc y plomo bajaron sus cotizaciones desde febrero por debajo de los topes alcanzados en los dos últimos años.

La crisis internacional, sobre todo en Europa, influyó en la caída de los precios, que según Córdova será temporal. "La tendencia es que los precios suban porque hay más demanda que oferta", dijo.

El estaño, que cotizaba en 11,03 dólares la libra fina en febrero, descendió a 8,8 dólares el jueves. El zinc bajó de 93 a 83 centavos por libra fina en el mismo período.

La minería es el segundo rubro de exportaciones después del gas natural y las buenas cotizaciones incrementaron las exportaciones bolivianas de 6.932 millones de dólares en 2008 a 9.097 millones el año pasado, de los cuales 38% correspondió a los minerales.

Pero en el primer trimestre del año las exportaciones mineras cayeron 14,6% respecto de igual período de 2011.

Más de 100.000 empleos directos dependen de la minería y 80% son minas pequeñas administradas por los propios mineros.