Los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, reiteraron hoy el deseo de la UE de que Grecia permanezca en el euro, pero advirtieron de nuevo al país de que tendrá que cumplir con el plan de reformas y ajustes acordado.

"Quiero reafirmar claramente que queremos que Grecia permanezca en el euro. Grecia forma parte de nuestra familia europea y la UE hará todo lo que sea necesario para asegurarse de que siga siendo así", afirmó Barroso en una rueda de prensa junto con Van Rompuy previa a la cumbre de líderes del G8.

"Honraremos nuestros compromisos con Grecia y esperamos del Gobierno griego, del actual y del futuro, que cumpla las condiciones que se han acordado en común a cambio de la ayuda financiera", indicó el presidente del Ejecutivo comunitario.