Las fuerzas de seguridad sirias efectuaron disparos y lanzaron gases lacrimógenos el viernes para dispersar una protesta de millares de personas en la ciudad de Alepo, en lo que los activistas dijeron fue la mayor concurrencia de manifestantes desde el comienzo del levantamiento contra el presidente Bashar Assad desde marzo del 2011.

Miles de personas en varias partes de Siria participaron en manifestaciones contra el gobierno en solidaridad con Alepo, donde el sentimiento antigubernamental ha aumentado después de un ataque a los dormitorios de la principal universidad de esa ciudad que mató a cuatro estudiantes y forzó el cierre temporal del establecimiento estatal este mes.

La incursión del 3 de mayo en la Universidad de Alepo fue un incidente particularmente violento para la ciudad, un centro económico que había permanecido mayormente leal a Assad durante el levantamiento de 15 meses.

El jueves, unos 15.000 estudiantes efectuaron una manifestación frente a la Universidad de Alepo en presencia de observadores de las Naciones Unidas hasta que las fuerzas de seguridad dispersaron la multitud.

El viernes aumentó el número de los manifestantes. El activista Mohamad Saeed dijo que fue la mayor demostración allí desde el comienzo del levantamiento. Dijo que más de 10.000 personas protestaron en los distritos de Salahedine y al-Shar y miles en otros sectores de la ciudad.

"El número de manifestantes aumenta cada día y hoy vimos las mayores protestas", dijo Saeed, y agregó que varias personas resultaron heridas cuando las fuerzas del gobierno lanzaron gases lacrimógenos y efectuaron disparos para dispersar la manifestación.

"El número de manifestantes aumenta cada día y hoy hemos visto las mayores protestas", afirmó Saeed, y dijo que varias personas resultaron heridas por la acción de las fuerzas de seguridad.

El titular del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, Rami Abdul-Rahman, comentó que la protesta demuestra que "se está produciendo un verdadero levantamiento en Alepo en estos días".

El viernes es el principal día de protestas en Siria y la manifestación de esta semana fue designada "Los héroes de la Universidad de Alepo" en solidaridad con los estudiantes.

Los activistas de oposición dijeron que las fuerzas de seguridad dispararon en varios otros sitios incluso los suburbios de Damasco y la ciudad de Hama para dispersar manifestaciones, y que el régimen cañoneó la ciudad de Rastan, que ha estado en control de los rebeldes desde enero.