El clérigo islamista radical Abu Qatada, cuya deportación a Jordania se tramita en el Reino Unido, podría ser puesto en libertad bajo fianza a finales de mayo, según indicaron hoy fuentes judiciales.

Un juez de la llamada Comisión Especial de Inmigración se pronunciará en una vista el próximo 28 de mayo sobre la solicitud de Qatada, considerado en su día como la mano derecha de Osama bin Laden en Europa.

Sus abogados solicitaron la libertad bajo fianza ya que el caso podría tardar en resolverse varios meses.

El Gobierno británico lleva casi una década intentando expulsar del Reino Unido al jordano de origen palestino, conocido por sus sermones incendiarios de incitación a la yihad y al que considera una amenaza para la seguridad nacional.

Tras pasar seis años y medio detenido sin cargos en una cárcel británica a la espera de que se resolviera el proceso, en febrero Qatada fue puesto en libertad después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos fallara en contra de su deportación.

La corte de Estrasburgo consideró que Qatada no podía se repatriado a su país, ya que allí, donde es acusado de terrorismo, no se le garantizaba un juicio justo.

Sin embargo, Londres reinició el proceso y volvió a detener al clérigo el 17 de abril, después de haber conseguido las garantías de Jordania de que el proceso contra Qatada iba a contar con todas las garantías.

Desde entonces, las autoridades británicas y los abogados del religioso fundamentalista han protagonizado una batalla legal en la que tuvo que intervenir de nuevo la corte de Estrasburgo, que el 9 de mayo rechazó un recurso del clérigo para que se revisara su situación, lo que dio vía libre a Londres para proseguir el proceso.