El promedio industrial Dow Jones cerró el jueves a la baja por undécima ocasión en 12 días luego de que un par de desalentadores reportes económicos se sumaron a la preocupación de los inversionistas por la posible salida de Grecia de la unión monetaria europea.

El Dow perdió 156,06 puntos para cerrar en 12.442,49, mientras que el Standard & Poor's 500 retrocedió 19,94 unidades a 1.304,86, su cierre más bajo desde el 17 de enero. El índice compuesto Nasdaq bajó 60,35 puntos y acabó en 2.813,69.

El Dow acumula un descenso de 6% en lo que va de mes y podría registrar su primer mes negativo desde septiembre. El declive, que se debe principalmente al creciente temor a una fractura en la zona euro, ha borrado gran parte de las ganancias que llevaba el Dow este año. A principios de mayo llevaba un avance de 8,7% desde el 1 de enero, pero ahora tiene sólo 1,8%.

"Los inversionistas tienen muy presente a Europa", dijo Brian Gendreau, estratega de mercado de Cetera Financial Group. "Han pasado dos años en que se ha tenido que rescatar las economías de Irlanda, Portugal y Grecia, y las cosas no parecen mejorar".

El dólar, los bonos del Tesoro y el oro subieron, ya que los inversionistas buscaron refugio en activos de bajo riesgo. El rendimiento del bono soberano estadounidense a 10 años bajó a 1,70%, su menor nivel del año.

Las acciones de Caterpillar bajaron 4%, la mayor pérdida entre los 30 títulos que componen el Dow Jones, tras reportar que se desaceleró el crecimiento de sus ventas de maquinaria para construcción y minería entre febrero y abril. Wal-Mart subió 5%, la mayor ganancia en el Dow, tras reportar un aumento de 10% en sus ingresos en el primer trimestre, superando las expectativas de Wall Street.

Los mercados abrieron a la baja en Wall Street luego de caídas en las bolsas europeas. El descenso se aceleró a media mañana cuando el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia informó que la manufactura se debilitó en el oriente de Estados Unidos por primera vez en ocho meses. El reporte fue peor de lo que esperaban los analistas.

La organización The Conference Board informó que su índice de futuro crecimiento económico disminuyó en abril tras seis meses de alza, debido a una baja en las solicitudes de permisos de construcción y a un aumento en los pedidos de asistencia pública por desempleo.

Los reportes negativos sorprendieron a los inversionistas y exacerbaron sus temores por la posibilidad de que Grecia se retire de la eurozona, lo que podría desestabilizar a los mercados financieros mundiales.

El gabinete interino de la nación helénica prestó juramento el jueves, y tendrá las riendas del país hasta las elecciones del mes entrante. En las elecciones recientes ningún partido quedó con mayoría, aunque quedaron en buena posición los partidos que se opusieron a las duras medidas de austeridad impuestas como condición a la ayuda económica.

Sin esa ayuda, Grecia probablemente tendrá que declararse incapaz de cumplir sus obligaciones y retirarse de la eurozona, lo que causaría trastornos a los otros países que usan la moneda común.

Las repercusiones ya están llegando a otros miembros del bloque.

España tuvo que pagar tasas de interés mucho más altas para recaudar 3.180 millones de dólares en una subasta de bonos de deuda el jueves. Y las acciones de Bankia, el banco nacionalizado por España la semana pasada, cayeron 20% ante un reporte del diario El Mundo de que ha habido retiros que ascienden a 1.000 millones de dólares desde el miércoles pasado.

Los precios del petróleo continuaron bajando y estaban a menos de 93 dólares el barril, continuando un periodo de pérdida de más de dos semanas ante temores por el impacto en el mercado de la crisis europea. El crudo ha caído alrededor de 12% comparado con su precio de 106 dólares dos semanas atrás.

Las acciones de compañías de energéticos perdieron terreno. Chesapeake Energy cayó más de 3% y PX Energy bajó más de 4%.

El único rayo de esperanza para los mercados era el entusiasmo que rodea la Oferta Pública Inicial de acciones de Facebook. La popular red social fijó el jueves el precio de venta en 38 dólares por acción.

Se prevé que sus títulos comiencen a venderse el viernes a las 11:00 de la mañana.

En Europa, el índice británico FTSE 100 cerró 1,2% abajo, en 5.338,38, mientras que el DAX alemán perdió 1,2% a 6.308,96. El CAC-40 de Francia retrocedió también 1,2% a 3.011,99.

El índice Ibex de España tuvo una de las caídas más grandes, arrastrado por Bankia, pero se recuperó un poco para cerrar 0,9% abajo.

El euro bajó 0,1% para venderse en 1,2707 dólares, cerca de su cotización mínima del año registrada en enero.

En Asia, los mercados tuvieron un ligero rebote debido a que los inversionistas salieron a la búsqueda de gangas luego de que Japón reportó cifras de crecimiento mejores a lo esperado para el primer trimestre.

El índice Nikkei 225 de Tokio ascendió 0,9% para cerrar en 8.876,59, mientras que el Kospi de Corea del Sur avanzó 0,3% a 1.845,24, y el Hang Seng de Hong Kong retrocedió 0,3% a 19.200,93. El índice compuesto de Shanghai ganó 1,4% para cerrar en 2.378,89.