El Vaticano expresó el jueves confianza en el delegado papal que está atendiendo los problemas en la orden Legionarios de Cristo, a pesar de las revelaciones de que los superiores de la misma sabían que su sacerdote más prominente había engendrado un hijo hace años.

Según la nueva información, los jerarcas de la Legión no hicieron nada para retirar al clérigo de la enseñanza de moral a seminaristas ni para impedir que hablara públicamente sobre ética.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo a The Associated Press que el proceso de la Santa Sede para reformar a los Legionarios es "ciertamente largo y complejo, precisamente porque tiene la intención de ser profundo".

Lombardi, empero, rechazó sugerencias de que las revelaciones sobre el sacerdote Thomas Williams — y la admisión reciente de los Legionarios de que siete sacerdotes estaban bajo investigación por presuntamente abusar sexualmente de menores de edad — ponen en duda si es realmente posible un cambio en la orden.

Por el contrario, subrayó, las revelaciones mostraron que, bajo el mando del delegado papal, cardenal Velasio De Paolis, los Legionarios están haciendo lo correcto.

"Incluso las recientes comunicaciones públicas sobre los Legionarios parecen una nueva y positiva señal de transparencia", señaló. "No hay razón entonces para no tener confianza en la manera en que el cardenal De Paolis está conduciendo esta compleja senda de renovación".

Williams, un teólogo moral estadounidense, quien fue el rostro público de los Legionarios durante años, admitió el martes que tuvo una relación amorosa con una mujer y engendró un hijo "hace varios años". No identificó a la mujer ni dijo si paga la manutención de su descendiente, aunque los Legionarios señalaron que el niño recibía atención.

Los Legionarios aceptaron posteriormente que los superiores de Williams sabían sobre el niño pero no retiraron de inmediato al cura de su papel prominente como profesor de teología moral en la universidad de los Legionarios en Roma ni como un popular comentarista de televisión, escritor y vocero. La orden se ha negado a decir cuándo fue precisamente que se enteraron los superiores.

Williams fue retirado de su cargo de enseñanza en febrero después de que un grupo de víctimas españolas confrontó a los Legionarios con una carta que mencionaba las acusaciones contra Williams y otros sacerdotes de la orden por abuso a menores. El asunto se volvió público después de que la AP obtuvo una copia de la carta y solicitó la semana pasada comentarios por parte de los Legionarios.

Las revelaciones y el posible encubrimiento respecto del conocimiento inicial sobre el hijo de Williams han suscitado dudas sobre si es realmente posible salvar a los Legionarios, orden que ha estado en problemas desde que admitió en 2009 que su fundador, el mexicano Marcial Maciel, había violado y abusado de seminaristas y había engendrado un total de tres hijos con dos mujeres.