El esqueleto de un ejemplar de tiranosaurio "bataar", pariente asiático del temible "tiranosaurio rex" norteamericano, saldrá a la venta el 20 de mayo en Nueva York, en una subasta donde podría alcanzar un precio de un millón de dólares y en la que se ofrecerán otros fósiles prehistóricos.

"Lo magnífico y singular de este dinosaurio es lo completo que está, ya que la mayoría de los que se exhiben hoy en los museos sólo están al 50 % o menos, y de éste ofrecemos el 75 % de las piezas", afirmó hoy a Efe David Herskowitz, director del departamento de Historia Natural de Heritage Auctions, encargada de la subasta.

Este esqueleto, de 2,44 metros de alto y 7,32 metros de largo, unas dimensiones mucho menores que las del feroz T-rex norteamericano, se encontró hace doce años en Asia central, lugar en el que habitaban estos saurios durante el periodo Cretácico, hace unos 70 millones de años.

"Otra de las razones de su valor en el mercado -está tasado en al menos un millón de dólares- es que este esqueleto está montado, algo inusual, ya que es muy costoso limpiar los huesos y unirlos una vez que se encuentra el ejemplar", aseguró Herskowitz.

En 1997 la casa de subastas Sotheby's vendió un T-rex por más de ocho millones de dólares, "pero ése ni siquiera estaba montado, por lo que ésta es una oportunidad única para los coleccionistas", apuntó el experto.

El público podrá pujar en tiempo real a través de Internet, y Herskowitz vaticinó que "aunque los interesados podrían ser museos e instituciones" no se descarta la participación de "coleccionistas privados, ya que no hay que olvidar que la mayoría de los museos de historia natural de Estados Unidos empezaron como colecciones privadas".

"Hay mucha gente que colecciona cosas grandes, y tener tu propio dinosaurio es espectacular", afirmó.

Herskowitz explicó el interés por estos gigantescos fósiles al señalar: "A la gente le encantan los monstruos, despiertan la imaginación, y nos fascina que hace 65 ó 70 millones de años en la Tierra vivieran estos seres tan enormes y fieros".

En la subasta se ofrecerán hasta 300 artículos, con precios que oscilan entre tan sólo 50 dólares y un millón, y entre los que destacan un cráneo de un anquilosaurio del Cretácico valorado en 60.000 dólares o un diente de otro "tiranosaurio bataar", de 27 centímetros y con un precio estimado de 18.000 dólares.

También se podrá pujar por una monumental mandíbula de tiburón "Megalodon", con 138 dientes, por un huevo de Madagascar, cuyo tamaño equivale al de 170 huevos de gallina, en el que se gestaba el pájaro más grande de la historia que, durante el Holoceno, surcó los cielos, así como por un cráneo de felino asiático "Dientes de sable" y por toda una serie de fósiles marinos, gemas y minerales.