El comisionado del béisbol, Bud Selig, dijo que depende del dueño de los Atléticos de Oakland decidir si busca otras posibles sedes para el equipo.

Selig indicó que no hay una fecha establecida para que Oakland resuelva su disputa con los Gigantes de San Francisco, que impidieron que los Atléticos construyan un estadio en San José por tratarse de territorio de los Gigantes.

Grandes Ligas usualmente prefiere que los equipos no se muden de sus ciudades. Cuando los Expos de Montreal se convirtieron en los Nacionales de Washington tras la temporada de 2004, fue el primer cambio de ciudad desde que los Senadores de Washington se convirtieron en los Rangers de Texas en 1972.

Cuando le preguntaron si los Atléticos podrían contemplar otras posibilidades fuera de esa región de la costa oeste de Estados Unidos, Selig respondió: "Tienen que preguntarle a Lew Wolff (dueño de los Atléticos). El tiene que tomar esa decisión".

Veintitrés equipos han inaugurado estadios desde 1989, y los Atléticos y Tampa Bay son los únicos dos que todavía buscan instalaciones nuevas. Wolff podría buscar otras sedes dentro del territorio de los Atléticos, incluyendo el centro de Oakland, pero necesitaría la aprobación de Grandes Ligas para irse fuera del territorio.

"Depende de dónde estén. Podrían estar en cualquier parte del mundo", dijo Selig, durante la reunión trimestral de los dueños de equipos. "Necesitan aprobación. Tienen que pasar por un proceso de aprobación, sólo depende de dónde se vayan a mudar".