El viceprimer ministro chino, Li Keqiang, pidió a los ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) una mayor coordinación de las políticas económicas en un organismo que nació para la colaboración en la seguridad regional, informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

Quien accederá al cargo de primer ministro en la remodelación de otoño del liderazgo chino, reconoció ayer a los representantes de la OCS que prepararon la cumbre de Jefes de Estado del 7 y 8 de junio en Pekín, que la organización desempeñó un importante papel en la paz y la estabilidad regionales.

Pero, también en el impulso al desarrollo común, dijo, ya que "ha demostrado perspectivas prometedoras en términos de la creciente confianza mutua entre los Estados miembros y de la cooperación en múltiples sectores".

Según Li, China espera que todos los participantes en la cumbre de junio trabajen juntos "para promover la seguridad y la cooperación pragmática".

El viceprimer ministro destacó que la cooperación económica y financiera en el seno de la OCS impulsará la confianza en los mercados, la estabilidad financiera regional, y la sostenibilidad económica.

"La región que abarca la OCS cuenta con gran potencial para ser factor importante del desarrollo global, pero los países deben fortalecer la coordinación en políticas macroeconómicas, compartir experiencias en desarrollo y reforma, expandir los acuerdos y avanzar en la liberalización comercial y de las inversiones", señaló Li.

Los representantes de la OCS reunidos ayer en Pekín expresaron su deseo de trabajar con China en la intensificación de las relaciones económicas y comerciales y la cooperación financiera a fin de consolidar la posición del grupo en la economía global.

Según dijo el 12 de mayo el presidente, Hu Jintao, a los ministros de AAEE de los otros países miembros de la OCS (Kazajistán, Kirguizistán, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán) China hará sus máximos esfuerzos para garantizar el éxito de la cumbre de junio en Pekín.

"La cumbre será una reunión importante para transmitir las tradiciones pero también para la innovación", afirmó entonces Hu, para destacar que la OCS se ha convertido en una fuerza importante en la región.

"La OCS se puede convertir en defensor de la seguridad y una plataforma de cooperación efectiva ayudando a salvaguardar los intereses comunes y a promover la prosperidad regional", concluyó Hu.