Un importante grupo activista amenazó con retirarse de la principal asociación de grupos activistas en Siria argumentando que el consejo se ha separado del espíritu de la revolución siria.

La salida de la Coordinación de Comités Locales (CCL) del Consejo Nacional Sirio (CNS) sería un fuerte golpe para la agrupación. El consejo enfrenta retos políticos y de organización en su intento de deponer al presidente Bashar Assad.

La CCL emitió un comunicado el jueves acusando a la cúpula del CNS de hacer a un lado a algunos miembros y actuar en solitario en decisiones importantes.

Amenazó con suspender su membresía en el CNS y luego retirarse por completo en caso de que sus preocupaciones no fuesen resueltas.

A principios de semana, Burhan Ghalioun fue reelegido para un tercer período trimestral como líder del CNS.