Un nuevo tiroteo se registra hoy en una cárcel del centro de Caracas en la que hace dos semanas comenzó un motín, que hasta el momento ha causado la muerte a un vecino de la zona, que fue alzado por una bala perdida, y que las autoridades siguen sin poder controlar.

La ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, indicó hoy al canal de televisión estatal VTV que hay una "situación de enfrentamiento interno" en el centro penitenciario de La Planta, con "un grupo que pretende mantener sometido a la mayoría utilizando para ello la fuerza de la violencia y la fuerza de las armas".

"Están enfrentados y nosotros estamos protegiendo a la población", indicó.

El conflicto en La Planta comenzó a finales de abril tras la decisión del Gobierno venezolano de cerrar esa penitenciaría, situada en la parroquia caraqueña de El Paraíso, por su falta de condiciones para albergar personas.

Posteriormente se produjo un intento de fuga, que según las autoridades quedó en huida frustrada, y protestas de los familiares que se niegan al traslado de los presos, así como diversos incidentes, incluidos tiroteos.

Las autoridades optaron entonces por establecer una mesa de negociaciones con los presos por la que han pasado representantes del Gobierno, de los vecinos, diputados y otros colectivos, sin que se haya encontrado una solución a la crisis.

El pasado 9 de mayo Henry Molina, de 48 años, falleció al ser alcanzado en su casa por un disparo que salió del centro penitenciario.

"A nosotros nos interesa que la situación se resuelva de la manera más oportuna posible, temprano, se resuelva pronto, sin embargo, aquí tenemos paciencia", dijo Varela.

"Nosotros los métodos antiguos que utilizaban antes los organismos de seguridad del Estado, eso quedó en un pasado que no puede volver a reproducirse aquí", agregó.

Por su parte, el ministro del Interior, Tareck el Aissami, indicó también al canal estatal que se han desplegado 1.500 agentes alrededor de El Paraíso "para ayudar en lo que respecta a aliviar, minimizar, los riesgos producto de este tema".

Además, se ha interrumpido el tráfico en la zona, afectando a una de las principales vías de comunicación de la capital caraqueña.

El sistema penitenciario venezolano se encuentra en una situación crítica, según organizaciones no gubernamentales.

Durante 2011 se registraron al menos 560 muertos y 1.457 heridos en hechos registrados en las 35 prisiones del país, según la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), que ha denunciado un hacinamiento del 360 % en el sistema carcelario del país.

El Gobierno ha tratado de dar respuesta a la situación con la creación de un ministerio y la toma de medidas para acelerar los procesos judiciales.

Según la ministra, que ha decidido no dar estadísticas sobre la situación de los prisiones, el 60 % de los detenidos en prisiones se encuentra a la espera de juicio.