La reina del disco Donna Summer, cuyos himnos "Last Dance", "Love to Love You Baby" y "Bad Girls" se convirtieron en la banda sonora de la era de sexo, drogas y baile de los años 70, ha muerto. Tenía 63 años.

Su familia difundió un comunicado el jueves diciendo que Summer falleció por la mañana y que estaban "en paz celebrando su extraordinaria vida y continuo legado".

"No hay palabras que puedan expresar cuánto apreciamos sus oraciones y su amor por nuestra familia en este sensible momento", dice la misiva.

Summer estaba viviendo en Englewood, Florida, con su esposo, Bruce Sudano.

La cantante alcanzó prominencia cuando la música disco empezaba a florecer y llegó a definir la era con una cadena de éxitos y su atractiva belleza.

Pero a diferencia de otras estrellas que se marchitaron al caer la popularidad el género, fue capaz de ir más allá reinventándose con un sonido de pop rock. Se apuntó uno de los éxitos más grandes de los 80 con "She Works Hard For The Money", que se convirtió en otro himno, esta vez por los derechos de las mujeres.

A lo largo de su carrera lanzó discos que se certificaron oro o platino, como "Bad Girls" y "On the Radio, Volume I & II", y encabezó la lista Hot 100 de Billboard en múltiples ocasiones con temas como "Hot Stuff" y "MacArthur Park".

Su mezcla de sonidos la llevó a ganar el Grammy en las categorías de dance, rock, R&B y música inspiradora.

Su último álbum, "Crayons", salió en el 2008, año en que también se presentó en "American Idol" junto a las chicas del popular concurso de canto.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino