Marcello Lippi asumió como director técnico del dispendioso club Guangzhou Evergrande, de la Superliga china, al que tratará de infundir un estilo italiano.

Evergrande anunció el jueves en una declaración que contrató al técnico italiano, ganador de la Copa Mundial, hasta noviembre del 2014. Lippi apareció posteriormente en una conferencia de prensa en vivo en la televisión china.

"Mi llegada debe ser algo grande y lo más importante hoy en China", se jactó Lippi según una traducción simultánea. "Empezaré mi trabajo hoy mismo, del mismo modo que lo hice en Juventus y el Inter de Milán. Lo más importante es traer a China los conceptos del fútbol italiano".

El técnico de 64 años reemplaza al surcoreano Lee Jang-soo, que llevó a Guangzhou al ascenso y después al título de la Superliga en el 2011. Evergrande es también el único club chino de fútbol que avanzó a octavos de final de la Liga de Campeones de Asia.

Bajo la conducción de Lippi, Juventus conquistó cinco títulos italianos y la selección italiana ganó la Copa Mundial del 2006. Dejó este cargo después de ganar el título pero llevó a Italia a otro Mundial, para irse nuevamente después de la sorpresiva eliminación italiana en la primera ronda.

Lippi dijo que ha estado observando partidos de Evergrande durante varias semanas, incluso la Superliga china y la Liga de Campeones de Asia.

"Casi conozco ya a todos los jugadores", aseguró. "Estoy complacido de aceptar la invitación de Evergrande".

El objetivo expreso del propietario del club chino, Xu Jiayin, es hacer del Evergrande una potencia continental, y Lippi es parte de su ambicioso plan. El club también estableció un récord en gastos de transferencias para contratar al futbolista argentino Darío Conca.

"Necesitamos que todos aporten pasión y confianza", proclamó el italiano. "Prometo trabajar con toda mi pasión y conocimiento profesional".