La Federación de Fútbol de Río de Janeiro envió hoy una carta a la Confederación Brasileña (CBF) para pedir que analice el arbitraje de Sandro Meira Ricci en el partido de ida de cuartos de final de la Copa Libertadores entre el Vasco da Gama y el Corinthians.

En los partidos de la Libertadores en los que se enfrentan los equipos brasileños, la CBF se encarga de designar árbitros locales, en lugar de la Conmebol.

La misiva, firmada por el director de competiciones, Marcelo Carlos Nascimento Vianna, solicitó que se analice "cada decisión u omisión" del cuerpo arbitral brasileño designado para el encuentro, jugado este miércoles en Río de Janeiro y que terminó con empate a cero.

La Federación carioca no se refirió a ninguna jugada en particular y no citó el gol anulado al Vasco da Gama por fuera de juego en el minuto 70, que constituyó la decisión más polémica de Meira Ricci, árbitro FIFA.