Mary Richardson Kennedy, exmujer del activista Robert Kennedy Junior, sobrino del expresidente de EE.UU. John F. Kennedy (JFK), apareció muerta el miércoles en su residencia a las afueras de Nueva York, según confirmó la familia Kennedy.

"Lamentamos profundamente la muerte de nuestra querida hermana Mary, cuyo espíritu radiante y creativo echaremos en falta quienes la queríamos", afirmó la familia en un escueto comunicado de prensa.

El cuerpo sin vida de la mujer, que tenía 52 años y que se había divorciado en 2010 de Robert Kennedy Junior tras 16 años de matrimonio, apareció en su vivienda en Bedford, una localidad setenta kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York.

La familia, que suma así una nueva tragedia a la maldición que parece perseguir al clan Kennedy, añadió que sus "corazones" están ahora con los cuatro hijos de la fallecida, "a quienes ella amaba sin reservas".

A falta de una confirmación oficial sobre las causas de su fallecimiento, algunos medios de comunicación locales han empezado a especular con la posibilidad de que se trate de un caso de aparente suicidio.

Desde su divorcio hace dos años, la mujer vivía en la residencia familiar en el condado de Westchester, mientras que Robert Kennedy Junior pasaba desde entonces buena parte del tiempo en Los Ángeles (California).

El conocido abogado y activista medioambiental, hijo del senador Robert F. Kennedy, quien murió asesinado en 1968, al igual que su hermano JFK en 1963, tiene cuatro hijos con su segunda esposa, y dos con la anterior, Emily Ruth Black, de la que se divorció en 1994.